Nª de registro del blog: 6a579b3c-5e0d-3aff-96bb-d81160d15dd5


diseño de Susana Escarabajal Magaña

sábado, 30 de abril de 2011

   " Todos los comienzos son difíciles, solía decir el abuelo cuando se disponía a enseñarme algo nuevo. Sea lo que sea lo que intentes, decía, lo difícil es dar el primer paso. Es normal sentir miedo. Tememos a los desconocido, a fracasar, a hacer el ridículo. Pero el miedo no es una opción. Si permites que el miedo te domine, te quedarás siempre donde estás ahora, y nunca sabrás, nunca descubrirás, jamás llegarás a ningún sitio. Ni experimentarás la emoción de estar viva. No tengas miedo, niña mía, pues no hay nada en este mundo que no puedas conseguir, tienes el poder necesario para lograr cuanto te propongas. Mira siempre adelante, y actúa, atrévete a dar ese primer paso sin temer las consecuencias, pues también de los fracasos se aprende. Dime, si nunca fracasaras, ¿cómo sabrás reconocer el éxito cuando por fin lo alcances?"


¿Dirías que éste es un comienzo típico para una novela fantástica?

Mi nombre es Bea, y mi obsesión son los dragones. Mi pasión, las letras. Mi necesidad, escribir.
Empecé a escribir antes de cumplir doce años.
Terminé ocho novelas, ninguna publicada hasta el momento. Ninguna de ellas pertenece al género fantástico.
Hace siete años sufrí un bloqueo. El Bloqueo, nada que ver con esos momentos en los que piensas: dioses, no sé cómo continuar este capítulo. El Bloqueo me impidió escribir, no era capaz de escribir ni una mísera postal de navidad. ¿Podéis imaginar la Oscuridad en la que he vivido hasta ahora? Escribir es para mí una necesidad como respirar lo es para todos los mortales. No he respirado bien durante los últimos siete años.
El año pasado por estas fechas volví a intentarlo. Papá, te moriste y yo no pude volver a escribir, pensé, como hacía siempre que se acercaba el aniversario de su muerte. Ayúdame a encontrar el camino de vuelta, te lo suplico.
Con la imagen de mi padre en la cabeza, me senté delante de la hoja en blanco y esperé. Aunque fuera una frase, algo saldría. Como todos los años. Con una frase me conformaba.
       Lo más difícill es empezar.

Lo que salió de mi bolígrafo fue el párrafo que habéis leído al principio de esta entrada.
Lo maravilloso fue que la hoja en blanco continuó llenándose de palabras. Al primer párrafo le siguió otro; y a éste, otro más. Creía que estaba escribiendo lo que sentía en ese momento, y me gustaba poder expresarlo por escrito.
Escribí durante horas.
Al cabo de varias páginas empezaron a colarse en mi reflexión palabras que para el resto del mundo no tenían ningún sentido; debería haberlo comprendido cuando en lugar de escribir "humanos" dibujé la palabra "dizseiim". Pero no fue hasta que el rey Cornell hizo su aparición que supe que había encontrado el camino de regreso a Thèramon, mi mundo fantástico, que ha ido creciendo y transformándose a lo largo de estos años sin que yo fuera consciente de ello. No podía escribir, pero seguía creando. La historia esperaba el momento de ser narrada.
    
El momento ha llegado. El Bloqueo ha desaparecido. No sólo puedo escribir con la misma facilidad que en el pasado. He descubierto que no puedo dejar de escribir.


El segundo párrafo de mi reflexión se convirtió en el segundo párrafo de mi novela. Y como ésta ha seguido adelante conservando el tono y el ritmo de mi propia reflexión, he decidido conservar el principio tal y como surgió.
     Éste es el resultado:


   " Cuando por fin lo alcances. Ese era mi abuelo, el eterno optimista. Estaba convencido de que yo era alguien especial, de que tenía un sorprendente destino que cumplir. Supongo que el amor le volvía ciego. No he llegado lejos, no he llegado a ningún sitio, en realidad. Me quedé en Paso cuando él murió, y no he hecho nada de lo que el abuelo pudiera sentirse orgulloso. Lamento haber defraudado sus expectativas. No soy lo que él creía que era, lo que él veía en mí. ¿El poder para conseguir cuanto me proponga? No hay poder en mí, ni tampoco valor. Sólo una rabia inmensa que me mantiene viva, pero sin ilusiones, ninguna meta que desee alcanzar.
     No me siento viva. Soy una parte del paisaje, algo que está ahí aunque nadie se dé cuenta, como un árbol, como una roca, ocupando su lugar, ignorada por la mayoría. Cumplo con mis obligaciones, trabajo de día y miro al cielo de noche, no me relaciono con nadie, no presto atención a los comentarios maliciosos ni respondo a las burlas, me da igual, o finjo que no me importa. No me siento desdichada. No me siento feliz. 
     Me limito a hacer mi trabajo lo mejor que sé, y lo único que pido es que me dejen a mi aire durante mi turno, y del todo sola cuando éste acaba y vuelvo a mi casa vacía y a mis sueños de lunática. Paso las noches mirando al cielo ensimismada, y no puedo explicarle a nadie lo que siento al mirar esa luna que nadie más puede ver. Sé que mis vecinos me creen loca. He ocupado el lugar de mi abuelo, el excéntrico, el que animaba a una niña a hablar con las plantas y las rocas, pues ellas tenían las respuestas a los enigmas de este mundo, el que alentaba sus sueños de echar a volar hacia esa luna que todos los demás juran que no existe. Quizás esté loca. He aprendido a ignorar las burlas que se susurran a mis espaldas. Soy una ermitaña. Tengo mal caracter. A quién le importa. Me da igual lo que la gente piense de mí."

Bien, ya tengo un blog. Los dioses saben qué no tengo ninguna idea de cómo funciona esto, pero me he visto obligada a por lo menos intentarlo. No soy buena soportando torturas. Soy débil. No puedo resistirme a las palabras que siempre me han coaccionado:
   " quiero leerlo, tengo que saber cómo sigue, me encanta, quiero otro capítulo para ayer"
Me encanta trabajar bajo presión.

Bueno, Julia, te has salido con la tuya. Tu reaparición en mi vida ha contribuido enormemente a la desaparición del Bloqueo y al retorno de las musas. Creo, y estás de acuerdo conmigo, que no llegué a perder el talento.
Espero no decepcionarte.
Voy a trabajar duro para no decepcionarte.

   Como si Thèramon fuera a permitir que lo dejara caer en el olvido de nuevo!!!!!!

lo que veo cuando leo lo que escribes

lo que veo cuando leo lo que escribes
Por Susana © Registrado por Bea Magaña

Mi primer premio bloggero

Mi primer premio bloggero

Conociendo blogs

Conociendo blogs
Grupo de facebook

Sleeping sun (Nightwish) ME INSPIRA

Legend of Zelda, Ocarina of Time ME INSPIRA

Meet me halfway (Black Eyed Peas) ME INSPIRA

Civilization (Justice). Este vídeo me inspira...