Nª de registro del blog: 6a579b3c-5e0d-3aff-96bb-d81160d15dd5


diseño de Susana Escarabajal Magaña

sábado, 14 de mayo de 2011

PROLOGO. CRIATURA DE FUEGO, CRIATURA DE LUZ

Queridos compañeros de viaje:

No tengo mucho tiempo esta tarde, lo justo para una siesta muy corta y una ducha, antes de volver al trabajo. He decidido saltarme la siesta. Tengo una promesa que cumplir.

El texto que voy a compartir con vosotros va entre comillas. Es el comienzo de esta novela, que es una de las muchas Historias de Thèramon. Tal como apunté hace días, este texto está registrado .Espero que lo disfrutéis, y que lo respetéis. Y espero vuestros comentarios, todas las críticas serán bien recibidas. No seáis muy duros... No, sed duros si es preciso. Desde el momento en que le habéis abierto vuestro corazón a Thèramon, sus historias son para vosotros, no sólo para mí, y deseo daros lo que estábais esperando.


  Prólogo. Criatura de fuego, criatura de luz. Por B.A Magaña.
                      

                             © Bea Magaña
                              (Todos los derechos reservados)

                            "La aurora boreal tiñe el cielo de púrpura y oro al noroeste del mundo. Desde allí sopla el viento que trae noticias de tierras lejanas. La desnuda planicie resquebrajada dormita bajo la mirada atenta de Brelian, que vigila incansable desde cielos inmemoriales. Las sombras se revuelven inquietas, sabedoras de que su reinado está a punto de finalizar. Nada se mueve en Nunak Dev; nada perturba el silencio a lo largo y ancho de la Devastación
              Con las primeras luces del alba la tierra, que durante la noche pareciera negra, revela a su pesar el rostro que la entristece y avergüenza: doscientos años no han bastado para borrar las huellas del viejo odio que llevó a dragones y a hombres al borde de la mutua aniquilación. Poco o nada crece en la tierra rojiza, y ni las aves se atreven a sobrevolar la desolada región, que se extiende en forma de daga de noroeste a sureste a lo largo de treinta leguas, semejante a una herida doliente en el mapa del mundo.
              Plio asoma su rostro lampiño y saluda en silencio al viejo continente adormecido. Inicia su cabalgada sin prisas, como cada mañana, avanza perezoso desde el oeste empujando a la oscuridad que se resiste a ser desplazada. Pronto su luz baña las tierras que se extienden a sus pies, y el mundo despierta a su paso. El paisaje harto familiar permanece inmutable, pero el Pastor de Sombras lo contempla con la misma curiosidad pueril de los primeros tiempos. Los eones transcurridos no le han cambiado, continúa siendo un niño, y como tal es inquieto y apasionado, y no ha sucumbido al tedio que provoca la rutina. Sus grandes ojos  observan con atención mientras conduce a su rebaño a través de los cielos. Su paso lento es el de un explorador que busca las huellas de una aventura sobre una tierra que no cambia, no con frecuencia.
              Plio es el menor de sus hermanos, y el más distante de la tierra en la que moran los parecidos a los dioses, pero puede verlo todo desde las alturas. Ve que hay vida en la Devastación, y dirige hacia allí sus ojos curiosos. El hombre es poco más que un diminuto punto de color verde en mitad de la llanura despoblada, pero el hijo menor de Ulcus puede apreciar cada detalle de su rostro con claridad a pesar de la distancia. Sin dejar de avanzar, pues detenerse es un capricho que no le está permitido, le observa con creciente interés, y sus labios se curvan en una sonrisa de anticipación de la que apenas es consciente.
              El hombre viste una casaca de colores verde y plata propia de los caballeros de Mersha, oculta sólo en parte por una gastada capa de viaje bajo la cuál se adivina el contorno de una espada que ha probado la sangre hace apenas cuatro días. Sus botas cubiertas de polvo hablan de una larga caminata a través de terreno árido y despoblado. Sus ojos oscuros miran fijos al norte, a la amenazadora silueta de Boreade Efenik, el hogar de Ulcus, Señor del Fuego Imperecedero. Le rodea un halo de poder que a Plio no le pasa desapercibido, un poder auténtico y antiguo que no se ha visto por estas tierras desde hace cientos de años.
              Lleva entre sus brazos un bulto envuelto en una porción de su capa, un pequeño bulto que por momentos se convulsiona y que parece gimotear como un recién nacido. El llanto de la criatura no es estridente, antes bien, se siente como un rumor agradable y melodioso que recuerda al fluir de los arroyos y le trae a Plio imágenes de prados floridos y de manantiales de agua fresca y de criaturas extraordinarias que una vez recorrieron el mundo bajo las miradas maravilladas de unos mortales cuyos descendientes las obligarían a esconderse de la vista eones más tarde, convirtiéndose así en leyenda. Por qué una criatura a la que ni siquiera puede ver le trae con tanta intensidad el recuerdo del amado de los dioses, es algo que excita la curiosidad del Pastor de Sombras hasta el punto de desear descender hasta esa tierra que no le está permitido pisar.
             Poder ancestral y el rumor de los manantiales no son cualidades que posean los humanos corrientes. Por Ulcus, que el día se presenta interesante.
              Plio extiende sus brazos en forma de haces de luz y se acerca así a la campiña devastada. Al sentir su contacto, el hombre alza la cabeza y mira hacia los cielos con los ojos entrecerrados. A Plio no le cabe duda de que ese hombre es un simple dizseiim, un soldado a juzgar por su vestimenta, y no especialmente joven. No posee los rasgos que distinguen a los ilohiim, seguramente nunca ha visitado ninguna de las Ciudades Ocultas ni ha oído hablar de ellas; pero la Magia corre por sus venas, Plio tampoco duda de esto. Su curiosidad aumenta, haciéndole resplandecer de excitación.
               Entonces, lo inesperado. Las pupilas del hombre se contraen hasta convertirse en rendijas verticales, y sus iris refulgen como dos rubíes animados por algún fuego interior. ¡Fuego de Ulcus! Plio se estremece. Los vástagos mortales de Skalio Neerade no son numerosos, y hace cientos de años que Thèramon no presencia el nacimiento de uno de ellos, pero ¡por el amor de Neera!, ¿quién sino Plio podría reconocer ese fuego, el mismo fuego del cual fue engendrado? No duda de sus sentidos. Si hasta la tierra parece estremecerse al reconocer a un Baskonio aquí, en el mismo lugar que se viera mancillado por la sangre derramada de sus antepasados.
              El hombre avanza con decisión en dirección a los Picos de Fuego. Su paso es lento y trabajoso, pero constante. El bulto al que protege contra su pecho reclama su atención, al cabo de un rato le obliga a detenerse. Plio observa con ojos brillantes, ansioso por satisfacer su curiosidad. El hombre retira la capa y deja a la vista a la criatura que llora de hambre y de miedo y le acaricia el diminuto rostro hasta que el llanto cesa. Es demasiado pequeña como para ser otra cosa que un recién nacido. A Plio le parece insignificante. Pero el hombre la mira con adoración e infinita ternura, y sonríe cuando ella le mira con sus pequeños ojos llenos de luz.
               El hombre le habla a la criatura, la acomoda en sus brazos y señala hacia el norte, hacia el lugar al que se dirigen. La pequeña le escucha con atención, uno juraría que entiende cada palabra que su protector pronuncia, por fin mira hacia la lejana silueta de Boreade Efenik y balbucea en su lenguaje ininteligible. Sus ojos parecen despedir una llamarada incandescente cuando se encuentran con aquello que el hombre intenta mostrarle. Plio contiene el aliento. Ignora qué clase de criatura es ésa que acaba de llegar al mundo, pero sabe que nunca ha existido en Thèramon una igual a ella.
              En una tierra que no cambia con frecuencia, una nueva era de cambios está a punto de iniciarse. Plio se deshace de la pereza y se dispone a iluminarles el camino."


Aquí os dejo el pedacito que os prometí. 
Si os ha gustado, y tenéis que hacérmelo saber, seguiré adelante. El prólogo ocupa diez páginas, y el resto de la historia sigue creciendo. 
Aquí os espero.
Desde aquí os envío mi amor.

Que los dioses os guarden, y que os colmen de bendiciones. Os estoy infinitamente agradecida por el interés que habéis mostrado, incluso a todos aquéllos que no habéis dejado huella de vuestro paso más que en el contador de visitas de este humilde blog. Me hace feliz compartir mi mundo con vosotros.
Guardadlo bien, os lo suplico, porque es una parte de mi corazón.

29 comentarios:

  1. ¡Me cagüen la hostia, Bea! Me ha EN-CAN-TA-DO. Creo que ya te lo dije una vez, pero eres buena, nena. Muy, muuuuuy buena. Me he quedado con ganas de seguir leyendo, sobre todo porque tu prosa es bella y lograda. Felicidades, escritora.
    Un besín, Laura Nuño

    ResponderEliminar
  2. Asias, Lala!!!!!!
    joder, me voy al trabajo con una sonrisota enorme,me hace tan feliz saber que mi prosa gusta!!
    Mañana no trabajo, y voy a poner todo mi empeño en hacerme seguidora de tu blog Los Ocultos.
    Gracias de nuevo, un besote 8)

    ResponderEliminar
  3. Bea ole, ole y olé. ¡Si señorrr! Que manera más buena de arrancar una historia. Creo que no se puede hacer mejor, de verdad lo digo chica. Lo tiene todo, unas descripciones sobre un mundo imaginario pero al mismo muy real, de lo bien cuidados que estan sus matices. Unos nombres muy apropiados (pienso) para la historia que vas a seguir narrando. El uso de los abjetivos es exacto y el ritmo que empleas hace que quieras conocer más intimamente todos esos nombres que resultan tan hermosos como extraños. Genial Bea, no dudes ni por un segundo que Thèramon tiene que continuar escribiendose. Por cierto y cambiando un poco de tema, caraaaay como subio el numero de seguidores y visitas no?, estoy muy sorprendida y contenta por ti XD.

    ResponderEliminar
  4. Querida Raquel, ¿tú estás sorprendida? Deberías verme la cara!!!!
    Me alegra muchísimo que te haya gustado el comienzo, es muy difícil atraer al lector desde la primera página, pero a veces las musas están generosas y te ofrecen una buena frase de inicio. Gracias, a ti y a tu Arcángel, porque ambos formáis parte de esto, ya lo sabes.
    Y no, no pienso parar (no puedo parar) como ya te dije, la historia quiere escribirse, y desde luego yo no le voy a poner ningún impedimento. Tengo tantas ganas de llegar al final como tú. Pero no tengo prisa, quiero disfrutar del viaje primero.
    Besos, linda, Karendin de mi corazón

    ResponderEliminar
  5. Genial, Bea, genial.
    Ahí se ve todo tu talento; por que tu siempre les das protagonismo a las musas, pero es tu talento, y sólo él, el que ha escrito esta maravilla que encabeza este comentario.
    Si comienza así tiene que ser realmente muy, muy bueno, todo el relato.
    Ánimos, estaremos todos pendientes de que termines esta historia y podamos viajar a Thèramon a través de tu imaginación.
    Un beso, reina de las musas.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Jordi,me haces un gran honor.
    El talento es como el carnet de conducir: no te sirve de mucho si no tienes un coche para ir soltándote; sin la colaboración de las musas, el talento habría seguido encerrado en su prisión de los últimos muchos años. Y como tú eres parte responsable de su despertar (uno de mis tres compañeros de viaje, recuerda) tienes parte del mérito.
    Esta historia también te pertenece, y deseo que la disfrutes de todo corazón.
    Gracias por todo, mi querido Tifinag, leal guía del desierto
    Dos besos 8)

    ResponderEliminar
  7. Bea por supuesto que no puedes parar y sabes por qué? porque esta hitoria esta muy viva y eso se nota. Tienes mucho que contar, tienes una gran idea pero sobre todo tienes una gran responsabilidad; como siempre que se debe dar forma a una gran idea. Aquí estoy, dispuesta a no dejarte sola en el desafio y sé que lo harás bien XD. Gracias por permitir que el Arcangel te llegará al corazón de esa forma. No sabes lo feliz que me hace y al mismo tiempo me conmueve. Un besazoooo.

    ResponderEliminar
  8. Raquel, acepto esa reponsabilidad, y te agradezco tu presencia, tu apoyo y tu cariño. Qué suerte la mía haberte conocido!!
    Que el Arcángel me llegara al corazón es mérito tuyo, escritora maravillosa. Yo sólo soy una lectora muy exigente que sabe reconocer lo que es bueno y lo grita a los cuatro vientos. Con orgullo.
    Yo también hago el viaje contigo, no lo dudes nuca.
    Océanos de amor

    ResponderEliminar
  9. Bueno cielo, después de lo que te han dicho, ¿qué puedo decir yo, pobre mortal? A-L-U-C-I-N-A-D-A me he quedao!!!! La pregunta "¿debo continuar escribiendo?" ofende al lector entusiasta. SÍ. Por supuesto que debes continuar escribiendo. Queremos ver "Thèramon" en las librerías de todo el mundo. Y queremos más, más, más, mucho, mucho, mucho más. Ya lo sabes. Aquí, tus fieles, estamos a la espera. Y confiamos en ti con los ojos cerrados porque sabemos que, hagas lo que hagas, lo vas a hacer de vicio. Yo ya estoy viciada. Adicta total.

    ResponderEliminar
  10. Si mi humilde persona puede hacer una petición... ¡Quiero más!
    Hacía tiempo que no leía nada tan bueno, tan intenso. Me he quedado con ganas de seguir leyendo.
    Ya tienes una admiradora más entre la legión que te sigue.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Nieves, viniendo de ti, es todo un honor. Te prometo que en cuanto me anime a salir de casa voy a ir a buscar uno de tus libros (ya he decidido cuál; pero no te lo voy a decir hasta que lo tenga...)
    Quiero el nombre de tu blog, y te prometo que podrás leer el prólogo completo, lo he dividido en seis partes, y ahora puedo decir que te van a gustar tanto como la primera.
    Me has hecho muy feliz con tus palabras!! Gracias por dejar tu comentario.
    Que los dioses te guarden

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Jules, no esperaba menos de ti, pero me ha hecho muy feliz igualmente. ¿Parar? ¿Acaso no has leído todas mis novelas hasta el momento? No voy a dejarte sin leer ésta, no quiero romper esa tradición. Gracias, mi primera lectora y muy mejor amiga.
    Voy a poner todo mi empeño en llevar Thèramon a las librerías de todo el mundo, cuenta con ello!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Bea... confirmo lo que ya habia dicho en alguna otra ocasion: Tienes una deliciosa manera de escribir. Eso lo note desde que leí tus comentarios. Es embrujadora tu prosa, es bella... no se que mas decir!! La verdad invita a seguir leyendo y leyendo y leyendo...
    el unico "pero" (que pena ser el aguafiestas), o mas bien unica duda que me asalta, es si lo publicado hace parte de un prologo... me pareceria mejor el inicio de la novela... o tal vez tengo otra idea de lo que es un prologo...
    Me gustaria leer mas y mas... te propongo que yo te dejo leer parte de mi obra (unos relatos o parte de la novela en la que estoy trabajando) a cambio de un pedacito de la tuya... si? di que si... no tengo mas que ofrecerte... mas que un pedacito de mi corazon... en todo caso, te dejo un fuerte abrazo y beso enorme... sigue asi, para yo seguir teniendo el placer de admirarte...

    ResponderEliminar
  14. Hola, Juanra, me alegra que mi "famoso y tan celado prólogo" no te haya decepcionado.
    A ver si he entendido tu pregunta: ¿quieres saber por qué lo llamo prólogo y no capítulo uno?

    Te diré que éste el el verdadero comienzo de la historia, parte de la explicación de lo que vendrá después. No puedo contarte más, no hasta que hayas leído las seis partes en las que he dividido este prólogo. Hagamos una cosa: cuando hayas leído el capítulo completo, te contaré el secreto. Si después de eso sigues teniendo alguna duda, eres libre de criticar y ser el aguafiestas del grupo.
    Leeré encantada lo que vayas compartiendo en tu blog, acepto agradecida el pedacito de tu corazón que me ofreces y te prometo seguir compartiendo esta historia poco a poco.
    Un abrazo y un beso para ti también, y de nuevo gracias por dejar tu comentario

    ResponderEliminar
  15. Bueno, poca cosa puedo decir yo, pues ya te lo han dicho todo y todos, solo que adelante, continua y a ver si te pierdes un dia por aqui o quizas me pierda yo a verte a ti un besazo muy fuerte de tu tia ( a ver si esta vez se hacerlo bien para mandarlo, jajaja)

    ResponderEliminar
  16. Jolín Bea... me has sorprendido... Sabía que en tu cabeza había otro mundo paralelo y miles de historias, y por fin las estoy leyendo!!!
    Reconozco que al principio parecía como que me cansaba, tanta descripción y esos nombres tan raros... Ya sabes que este no es mi género favorito, pero cuando he acabado he buscado la segunda parte. Ya me has dejado con las ganas!!!! Así que espero que no tardes en ponerla o, directamente, como el jueves vuelvo al curro (yupyyyy!!!) me pasas algún adelanto.
    Felicidades Bea!!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Gracias tía. Quién sabe, igual voy a verte un día, Tarragona no está tan lejos...

    Me alegra que te haya gustado. y no era un abuelo o el otro, en realidad estaba comunicándome con papá cuando empecé a escribir esta historia.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Hey, tata, bienvenida!! Y muchas gracias por dejar tu comentario.
    Sé que Thèramon no tiene nada que ver con mis otras historias, supongo que esperabas algo parecido a "El chico perfecto no sabe bailar el twist". Me alegra muchísimo que te haya gustado, y más aún haberte sorprendido. Podrás leer la continuación, descuida.
    Nos vemos el jueves, te echo de menos, y quiero volver al comedor!!!
    Besos, tata

    ResponderEliminar
  19. Hola Bea,
    Es genial Bea, tu y tus musas y la historia enganchais un montón, tengo unas ganas locas que acabes la novela para poder leerla entera,... Me encanta,..., pero deja que salga tan preciosa como parece el prólogo...
    Continua así, y no pares...

    ResponderEliminar
  20. Hola, Ana, te he echado de menos!!
    Ojalá las musas te hagan caso y el resto de la historia conserve este tono, a mí también me parece precioso. De momento, creo que están encantadas con tan buena acogida. Me están dando muchos párrafos de este estilo. 8)
    Eh, a ver cuándo pones una foto en tu perfil de blogger.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Llego un poco tarde a este prólogo y poco queda por decir que no haya sido dicho ya, así que me limito a felicitarte. Voy a seguir leyendo más entradas para averiguar si continúas la historia en el blog y, si no es así, estaré pendiente de las novedades que puedas traernos sobre Thèramon.

    Si el resto de la novela es así (y no sé porqué intuyo que va a ser incluso mejor), ¡quiero ser de los primeros en leer el libro!


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Gracias, Daniel, me haces muy feliz.
    Espero que el resto del blog no te decepcione.
    Y en cuanto a llegar un poco tarde... bueno, yo he tenido suerte con Aeternitas, porque lo he encontrado al poco de haber sido creado, pero voy a tardar una eternidad en ponerme al día con el blog de tu novela "Hoy me ha pasado algo muy bestia". (Aquí, haciendo publicidad, todo el mundo sabe que me gusta compartir lo bueno).

    Yo también intuyo que el resto de la novela va a ser incluso mejor que el Prólogo, a ver si las Musas colaboran. Espero tus próximos comentarios. Con cada nueva opinión, Thèramon crece.

    Océanos de amor!

    ResponderEliminar
  23. Buen comienzo Bea, voy a leérmelo todo, a mi este género me encanta y creo que esta historia está muy bien formada en tu cabeza, por lo que seguro que no me decepciona.
    Además que así aprendo, tú narración me gusta mucho, aunque es cierto que cuando hay tantas palabras y nombres desconocidos una puede perder el hilo. Pero eso es algo que conforme avanza la historia y uno conoce el significado de cada palabra, ya todo fluye solo.
    Felicidades e imagino que pensarás publicar ¿no?
    ¡Besos guapa!

    ResponderEliminar
  24. Bonito comienzo y lleno de suspense. Hace tiempo que la pereza no me deja leer una novela más o menos larga. Con la tuya me he animado a hacerlo. Todos los días un trocito, para saborearla bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Gracias Luis, espero que la disfrutes. Y si no es así, espero que me lo digas igualmente 8)

    ResponderEliminar
  26. No te preocupes, en caso de que no me guste alguna cosa no te quepa duda de que te haré una crítica constructiva pero totalmente clara para serte lo más útil posible dentro de mi modestas posibilidades.

    ResponderEliminar
  27. Es... BUENÍSIMO 0_o.
    Bea, sabía que iba a encontrar algo bueno, pero no tanto... estoy sin palabras. Es tan real... Suelo leer una entrada por día. Hoy, estando cerca del prólogo, he decidido quitar tiempo a otra cosa y leer dos. Y OJALÁ LO HUBIERA HECHO ANTES.
    ¿Sabes lo mejor de todo? El amor que derrochas por Thèramon y cada uno de sus personajes se ve reflejado en cada línea de tus entradas.
    Eres especial. Por eso nació Thèramon. Deseando poder continuar mañana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suena mal que yo lo diga, pero sí que es buenísimo!! hacía mucho tiempo que no releía este prólogo, y me ha encantado, como si lo hubiera escrito otra persona, me ha emocionado.
      Oh, dioses, permitid que ahora que vuelvo a esribir sea capaz de encontrar el tono de esta narración!!!

      Eliminar

Viajeros de tierras lejanas, amigos de siempre, vuestra visita nos alegra y vuestra opinión nos ayuda, recordad que cada vez que dejáis huella de vuestro paso, Thèramon crece.

lo que veo cuando leo lo que escribes

lo que veo cuando leo lo que escribes
Por Susana © Registrado por Bea Magaña

Mi primer premio bloggero

Mi primer premio bloggero

Conociendo blogs

Conociendo blogs
Grupo de facebook

Sleeping sun (Nightwish) ME INSPIRA

Legend of Zelda, Ocarina of Time ME INSPIRA

Meet me halfway (Black Eyed Peas) ME INSPIRA

Civilization (Justice). Este vídeo me inspira...