Nª de registro del blog: 6a579b3c-5e0d-3aff-96bb-d81160d15dd5


diseño de Susana Escarabajal Magaña

lunes, 30 de abril de 2012

Un año juntos

Me llamo Bea, y mi obsesión son los dragones. Mi pasión, las letras. Mi necesidad, escribir.

Y con tan insólita presentación, empezó esta aventura, este viaje en busca de la consecución de un sueño.
Hoy hace un año. Hoy cumplimos un año juntos.

Quería mostrar Thèramon al mundo, ver cómo era recibido, comprobar si mi mundo era lo bastante atractivo y mi prosa lo suficientemente buena para ser tomados en consideración. Encontré el valor para salir de las sombras y darme a conocer. Encontré lectores. La acogida fue mejor de lo que esperaba, recibí mucho apoyo, innumerables comentarios de aliento y de admiración. Renació la ilusión, desapareció el Bloqueo de los últimos seis años, mi Musa se volvió loca de contento.

Pero lo mejor de todo fue que encontré amigos, los mejores amigos que he tenido nunca.

Y eso es lo que quiero celebrar hoy. No los más de cien seguidores, aunque me satisface la cifra; no las 12300 visitas, aunque me entusiasma ver que el número sigue creciendo; no las dos entrevistas que me han hecho, ni el premio que he recibido, ni los muchos blogs en los que me han mencionado, que son motivo de celebración, desde luego, y por lo cual me siento orgullosa y agradecida. Lo que quiero celebrar es que llevamos un año juntos, haciendo este viaje, juntos, luchando por nuestros sueños, juntos, amando y creyendo, amando y creando. 
Juntos. Una de las palabras más bonitas del diccionario.

Thèramon se alimenta del amor que recibo, de vuestro amor. Mientras haya uno solo de vosotros que siga amando y creyendo, Thèramon continuará creciendo. Cuantos más de vosotros seáis, más grande se hará. Gracias por ayudarme a mantenerlo vivo, gracias por seguir haciendo el viaje a mi lado.



Lo que os traigo hoy es mucho más especial que un capítulo. Esta laudana es una especie de sinopsis de la primera de las Historias de Thèramon: "De dragones y unicornios" nace a partir de esta canción, y todo lo que ocurre, incluyendo las aventuras de Dayna y de Vosloora, sirve al propósito de salvaguardar el Equilibrio que existe gracias a la presencia del unicornio. Es de él, naturalmente, de quien habla esta laudana:

"Él vive en un mundo perfecto
rodeado de luz y de belleza.
Las risas suenan igual que canciones
las lágrimas son melodías también.

En equilibrio existe su mundo
en equilibrio ha de mantenerlo.

Se mueve a lo largo y a lo ancho
de su mundo perfecto.
De día el sol brilla en su cuerno
de noche las estrellas viven en sus crines.

En equilibrio existe su mundo
en equilibrio ha de mantenerlo.

Todos los pueblos le conocen
cada criatura le respeta
sus amigos se alegran al verle
sus enemigos se apartan a su paso.

En equilibrio existe su mundo
en equilibrio ha de mantenerlo.

La vida fluye a su paso,
la muerte trae una vida nueva.
Tdo está bien cuando él está bien.
La Luz se apaga si él desaparece.

En equilibrio existe su mundo
en equilibrio ha de mantenerlo.

El Viento sopla junto a todos
el Viento no puede llevárselo.
Todos se marchan, todos regresan,
él permanece siempre igual.

En equilibrio existe su mundo
en equilibrio ha de mantenerlo.

La Luz brilla, la Oscuridad duerme
la Oscuridad siempre regresa
los amigos esperan, alerta
los enemigos aguardan su momento.

En equilibrio existe su mundo
en equilibrio ha de mantenerlo.

Los amigos están lejos
no se ven desde hace mucho tiempo
no saben que son amigos
hasta que el enemigo aparece.

En equilibrio existe su mundo
en equilibrio ha de mantenerlo.

Se reunirán, se unirán sus amigos
la Música se oirá de nuevo
Luz y Oscuridad se enfrentarán
así es como existe el equilibrio.

En equilibrio existe su mundo
en equilibrio ha de mantenerlo."









lunes, 23 de abril de 2012

Dos relatos


Cuenta la leyenda que San Jorge mató al dragón... por eso hoy no os voy a desear un feliz día de Sant Jordi; como dragona que soy (apodo que he adoptado después de que muchos de mis amigos me hayan llamado así infinidad de veces) debería odiar a ese traidor asesino de dragones. Pero, ¿sabéis?, existe otra leyenda, una que no se llegó a escribir porque después de que los dragones se ocultaran de los ojos humanos fueron los humanos los que se dedicaron a contar la historia a su conveniencia, que dice que el dragón no murió. El dragón luchó, y sobrevivió, y aún hoy vive, y es más fuerte que nunca.

Así que hoy voy a desearos un feliz Día del Libro, porque son los libros los que nos han unido en este viaje, y voy a celebrarlo con un relato... no, con dos relatos... no, lo cierto es que lo que pretendo hacer es mostraros las dos opciones y dejar que vosotros escojáis.

Casi había decidido cambiar de historia y presentaros a los Lil Xaii, llevaros hasta el País de las Nieves, iniciaros en las costumbres de las tribus que lo habitan y mostraros a los Onii Sungë, unos dragones que nada tienen que ver con los temibles Darok o Dragones Negros. Digo casi, porque aunque algunos me animabais a contar esa nueva historia, otros os mostrabais convencidos de que soy capaz de seguir con la que ya conocemos incluyendo a los personajes clave de los que apenas he hablado todavía... Y mientras tecleaba y viajaba con el cazador a través del Desierto de Hielo, en mi cabeza reescribía un viejo capítulo y recorría el Laberinto Subterráneo con los hijos del rey Cornell. Así que ahora tengo dos relatos para vosotros. ¿No os alegra?

Pero no quiero contar ambas historias a la vez, hoy un capítulo sobre los jóvenes príncipes y mañana uno sobre el cazador y los Albos, porque cambiar de historias constantemente confunde al lector, y ése no es mi estilo. Bastante confundo ya al lector con los giros inesperados que suceden dentro de una sola historia. Pero eso es obra de mi musa, así que no me lo tengáis en cuenta... Bien, os pongo en antecedentes:

El primer relato no es el inicio de la historia que conocéis, la que empecé a contar por la mitad porque en ese momento deseaba hablar de mujeres guerreras y valientes. Esta historia comienza antes del nacimiento de los hijos del rey Cornell, sigue hablando de su infancia y explica el momento en el que Silenia llega sin saber cómo a los Prados de las Fuentes Cristalinas y se encuentra cara a cara con el unicornio, el amado de los dioses. Descubre que su destino es proteger al unicornio de su gran enemigo, al que llaman la Sombra, y enfrentarse al servidor de ese enemigo, al que se conoce con el título de N'Ögard. Ya sabéis quién es Rodan Frais, y habéis conocido a Skadûr y a Eshor en los relatos sobre el Origen de Thèramon, así que sólo os diré que, para cumplir su destino, Silenia debe visitar el Lago de Plata y hablar con los Dragones Cisne; pero el lago se encuentra fuera de los muros de Räel Polita, y a ella no se le permite abandonar la seguridad de la Sección en la que vive. Sin embargo, a Eugene se le ocurre que debe haber una salida al exterior en alguna parte del Laberinto Subterráneo que existe bajo las calles de la Ciudad de los Reyes, y así comienza el capítulo...

“Aquello daba bastante miedo, ésa era la verdad, pero ninguno se atrevió a decirlo en voz alta; cada uno tenía sus propios motivos para no echarse atrás. Silenia no quería dar media vuelta mientras existiera una mínima posibilidad de hallar una salida, y Eugene no estaba dispuesto a admitir que no poseía el valor suficiente para acompañar y proteger a su hermana en cualquier momento y situación. De modo que continuaron avanzando cogidos de la mano, intentando mirar a todas partes al mismo tiempo, mientras la oscuridad se hacía más densa a su alrededor y el eco de sus pisadas se volvía siniestro y amenazador. Estaban juntos, y eso les hacía sentirse valientes.”

El segundo relato comienza años más tarde, cuando el ejército del nigromante ya se ha puesto en movimiento. Para entonces, Silenia y Eugene ya tienen dieciséis años y se han encontrado con el ladrón (que sí, consigue llegar hasta los Archivos de Räel Polita y hacerse con el famoso libro), y junto con su amigo y Protector, el caballero Sam, abandonan la Ciudad de Plata para buscar... bien, para buscar algo que necesitan para derrotar al N'Ögard (no más spoilers por hoy, si no os importa). En este relato nos trasladamos a Xaina Dalnu y conocemos a Brend, un cazador y viajero que nos va a mostrar otra parte de Thèramon que poco tiene que ver con la vida en la Ciudad de los Reyes o en la Ciudad de los Ladrones, nada con la vida en Ciudad del Puerto, y algo con la vida en el Mar de Hierba, hogar de las Drin Mazome. Brend no sabe que una guerra ha estallado en el sur, pero un día, regresando de uno de sus viajes, se encuentra con un dragón herido, y decide hacerse cargo de la hermosa criatura. Y así comienza el capítulo...

Llegaba el crepúsculo y la tormenta arreciaba. El viento helado que soplaba desde las montañas le dañaba los ojos, haciéndole lagrimear, pero Brend no se acobardó ni se dejó vencer por el cansancio. Ignoraba cuántos días más tendría que continuar caminando a través de aquella vasta llanura congelada, y tampoco sabía si conseguiría llegar a su destino. Había perdido la noción del tiempo, y no estaba seguro de seguir la dirección correcta. Avanzaban despacio, pues el peso del dragón era excesivo incluso para la fortaleza de Rush. El enorme animal tiraba del trineo y Brend tenía que ayudarle constantemente. El desierto se le antojaba eterno. Hacía horas que el dragón no se movía.”


¿Os gustan? ¿No os dicen gran cosa? ¿Uno de los comienzos os resulta más sugerente que el otro? ¿Qué historia queréis leer?
(¿Debería dedicarme a otra cosa?)

Es vuestro turno, compañeros de viaje. Por favor, comentad, indicadme el camino, elegid por mí, necesito un empujón y vosotros podéis ayudar a que la musa vuelva con fuerza. Sólo tenéis que ser sinceros y hacer una elección.
A ver si dentro de unos días podemos celebrar el primer año del blog con un relato.

Que los dioses os bendigan, amigos.
Amad y creed.
Y leed algún libro bueno. Hoy es el día perfecto.

domingo, 15 de abril de 2012

Tres motivos de orgullo

Hablemos de batallas ganadas.
Hablemos de sueños cumplidos.
Hablemos de amar, y de creer.

Hablemos de tres amigas maravillosas, de tres mujeres guerreras, de una semana llena de buenas noticias que me han levantado el ánimo y me han hecho muy feliz. Porque no son sólo los éxitos personales los que nos alegran el corazón, cuando amamos de verdad,  los logros de aquéllos a los que amamos nos alegran tanto como si fueran nuestros.

Hace días que muchos escritores se dedican a reflexionar en sus blogs acerca del mundo editorial y de los problemas que los autores noveles tenemos a la hora de darnos a conocer. Editoriales que no apuestan más que por lo conocido y comercial, editoriales que tienen un número limitado de publicaciones al año y no se arriesgan con trabajos nuevos, agentes editoriales que no se mueven lo suficiente o que no muestran el interés que a los autores representados les gustaría, distribuidoras que no llegan tan lejos como deberían... Amazon ha llegado a España y muchos optan por la autopublicación, pasando de editoriales, agentes y distribuidoras, y hay detractores que opinan que de ese modo cualquiera puede tener su libro publicado aunque sea una bazofia, los hay que eligen esta opción porque su paciencia se ha agotado, los hay que siguen defendiendo el lilbro en papel aunque empiezan a mirar con otros ojos el tema de la edición digital... 
Yo, ¿qué queréis que os diga? Lo mío es escribir, del resto no tengo la más remota idea. Nunca hasta ahora he intentado ponerme en contacto con editorial alguna, en parte porque soy muy tímida, en parte porque no sabía a quién dirigirme, pero sobre todo porque quería tener una novela realmente buena para presentar, una historia que nadie en su sano juicio se plantearía rechazar. Y así han pasado los años y hay siete novelas acumulando polvo en mi estantería, y ¿os digo una cosa? No me preocupa demasiado si nunca las veo publicadas. Desde que encontré la puerta de entrada a Thèramon, lo que escribí antes ya no me parece tan importante. Así que voy a concentrar todas mis energías en sacar adelante estas Historias de Thèramon, y cuando llegue el momento lucharé por ellas hasta verlas editadas. A poder ser, en papel.

¿Soy una soñadora? ¿Soy una ingenua? Soy optimista, paciente y sigo creyendo que los sueños se cumplen.

Ah, y de momento he dado el primer paso: he enviado una de mis novelas (no de Thèramon) a una agencia editorial. Que no se diga que sólo lucho por mis sueños con palabras de ánimo y de fe!!!

Lo que me impulsó a hacerlo fue una conversación que mantuve con mi amiga Pat Casala, administradora del blog La aventura de crear mundos paralelos, mujer luchadora y optimista donde las haya, inspiradora de mis sonrisas y gran escritora. De esa conversación nacieron dos proyectos: el mío de contactar por primera vez con una agencia, y el suyo de publicar una de sus novelas en Amazon. Pues bien, ambas nos lanzamos a pesar de los nervios y del miedo, y ahora yo estoy a la espera de una respuesta y Pat está vendiendo su novela con un éxito mayor de lo que ella misma se esperaba. Puedo decir que he leído El secreto de las cuartetas, que he aportado mi granito de arena corrigiendo el texto, y que la siento un poco mía, por eso me siento tan orgullosa y tan feliz en estos momentos. 
¿Y sabéis qué? Pues que Pat me menciona en la página de agradecimientos!!! 
¿Cómo? ¿Que aún no tienes su novela? Pues deberías, sale mi nombre (jajaja). Deberías, porque es una gran historia que debe ser leída. Mira, te lo pongo fácil: pincha en el enlace y luego ven y dime: Bea, tenías razón, es muy buena.

Unos publican en Amazon, y otros siguen el camino tradicional y buscan editorial. Pues bien, Enone Cantosereno, administradora del blog Páramos de soledad, espíritu afín e inspiradora de mis musas, y otra gran mujer guerrera, nos ha dado la buena noticia esta semana: su novela Eterna Oscuridad va a ser publicada dentro de un par de meses. Y me siento orgullosa, porque ha luchado mucho para ver su sueño cumplido, y desde aquí le deseo toda la suerte del mundo y mucho éxito. 

Ahora viene lo más difícil, al menos para alguien como yo, la promoción, el darse a conocer, las presentaciones, uf, sentarse delante de un montón de personas a hablar de tu novela, eso es lo que más me frena a mí, que soy tímida de un modo que no podéis ni imaginar. Pero Enone no tiene miedo a eso, al contrario, está entusiasmada con la idea. Y de ella aprendo. Porque llegará un día en el que yo misma tenga que estar sentada delante de un puñado de gente desconocida, hablando de Thèramon... y ¡qué remedio! Tengo que aprender a superar mi vergüenza. ¿Y si os digo que contemplo la idea de publicar en Amazon porque de ese modo no tendría que hablar en público? Lo sé, para algunas cosas soy muy cobarde todavía...

Darse a conocer, lo más difícil, ¿cierto? Tener agente y ver que pasa el tiempo y que no hay noticias de ninguna editorial. Saber que tu novela es buena, que es grande, que va a encantar al mundo entero, y tener que esperar, porque los tiempos que corren, la crisis, las editoriales, las modas... plantearte la publicación digital, pensar que no serás lo bastante paciente...
María Martínez, mi hermanita adoptiva, administradora del blog de Anxana, sabia consejera y un corazón de oro, y un talento extraordinario que no se va a quedar en la sombra, descubre esta semana que un par de personas han hecho una página para promocionar su trabajo. Y se sorprende!!! Caray, pues yo también quiero que publiquen la saga A.I de María Martínez!! Venga, pincha en el enlace y únete, es nuestro deber apoyar a los autores de casa, y como lectores es nuestro derecho disfrutar de obras tan magníficas como la que ha escrito María. Lo digo con conocimiento de causa, he leído las dos primeras novelas, y ya sabéis que soy una lectora muy muy exigente y que no digo que algo es grande si no lo creo de verdad.

El Año de la Publicación. Vamos a concentrarnos es eso, en esas palabras, en esa idea. Vamos a luchar por nuestros sueños. Tenemos talento, el apoyo de mucha gente que nos aprecia y que disfruta con nuestra prosa y nuestras historias, tenemos un sueño, tenemos fe. 

Ah, deciros que ahora podéis hacer vuestros comentarios sin tener que perder el tiempo descifrando claves estúpidas. Me he aburrido de que la máquina me pida que demuestre que no soy una máquina. A ver si asi os animáis a dejar vuestra opinión más a menudo 8)

Feliz fin de semana. Y gracias por seguir acompañándome en este viaje.
Que los dioses os bendigan y os protejan. Y que os hagan llegar la Luz que os envío, y todo mi amor.
No os rindáis nunca.
Yo sigo creyendo. Y amando.

lunes, 9 de abril de 2012

No te rindas

Sigo aquí.
¿Creías que me había rendido?
No, rendirse es una palabra que no está en mi diccionario.
Sólo he hecho una pausa, para reflexionar, sabes. A veces, guiarse por la intuición no es suficiente; a veces, uno tiene que pararse en medio del camino y sacar el mapa, y buscar un camino alternativo. Porque hacer las cosas a medias no es una buena manera de hacer las cosas, por mucho que pongas el corazón en la tarea. A veces miras al frente y te preguntas: ¿cómo puedo seguir por este camino, si hay una barrera que no me siento capaz de saltar? Y miras hacia atrás y piensas: ¿cómo he llegado hasta aquí?
Dicen que hacia atrás, ni para coger impulso. Pero yo no estoy de acuerdo. Hay que mirar hacia atrás para poder ver en qué momento elegiste un camino que, según tu intuición, era el correcto, pero que de pronto se convirtió en una ciénaga. No es fácil atravesar una ciénaga, un paso en falso y puedes hundirte, y perderte para siempre.

Hablemos de este blog.
No tenia ni idea de lo que hacía cuando empecé, Jules y Ana me habían hablado del tema pero yo no había visitado un blog en mi vida. Puedes escribir lo que quieras, lo que piensas, como en un diario, o hablar de Thèramon, o incluso poner relatos. Tú prueba, verás que enseguida le coges el tranquillo y empiezas a tener seguidores, a la gente le va a encantar lo que escribes!! Mis amigas, que confían en mí mucho más de lo que yo confío en mí misma. Pero ahí que me planté, con ilusión y esta ingenuidad que me caracteriza, y ¡oye! que parece que Thèramon gustó a mucha gente.
Con el tiempo he comprendido que un blog es mucho más que un portal desde el que mostrarse al mundo; que sí, que se trata de escribir cosas interesantes que gusten a la gente, de atraer y mantener la atención del lector, de hacer cosas nuevas que te hagan ganar nuevos seguidores y de recibir muchas visitas y comentarios... pero es mucho más que eso, o así es como yo lo veo. Gracias a este blog he encontrado a los mejores amigos que he tenido jamás, he sido feliz, he logrado superar mis ataques de tristeza, he perdido el miedo a muchas cosas. Sí, tengo cien compañeros de viaje, una cifra más que fantástica, y el número de visitas sigue subiendo gracias a un montón de viajeros anónimos que no dejan huella de su paso. Pero ya no brinco de emoción como una niña ante las cifras; lo que me hace feliz y me anima a seguir haciendo el viaje es ver que hay compañeros fieles que siguen pidiendo más Thèramon.

Escribo lo que me sale del corazón. Os mostré el prólogo completo de “Criatura de Fuego, criatura de Luz”, luego algunos capítulos del Origen de Thèramon, una muestra de su idioma, un poco de su geografía y de sus moradores. Y un día, inspirada por un puñado de buenas amigas valientes que estaban pasando por un mal momento personal, rescaté a las Drin Mazome de su carpeta y me adentré en la aventura de Dayna, una mujer guerrera de la que tengo mucho que aprender. Más tarde, siendo yo misma la que vivía un mal momento personal, os traje a Vosloora, el ladrón que luchaba contra su lado más oscuro. Ambas historias van unidas, y están inacabadas. Aquí, en el blog, no en el cuaderno en el que escribí los dos primeros libros de esta Historia de Thèramon. Quiero contaros esa historia. Pero... ¿cómo os lo explico?
Dayna y Vosloora, junto con el niño Vic y su amigo Pop, comparten su aventura con otros personajes a los que todavía no os he presentado. Silenia, Eugene y Sam son los héroes de esta historia, y su presencia en las vidas de la guerrera y del ladrón son fundamentales. Si ahora os llevo a Räel Polita y sigo con el relato, y meto a esos tres personajes sin haberos explicado nada sobre ellos, os estaría dando a leer un relato mal hilado.
Ya os dije hace mucho tiempo que esa historia necesita una reescritura...
Desde luego, sois vosotros los que decidís, si queréis seguir leyendo a pesar de los inevitables interrogantes que surjan.

Pero tengo otra historia preparada para vosotros. ¿O creíais que se habían acabado los relatos?
Escribo lo que me sale del corazón. Escribo según mi estado de ánimo, según lo que me rodea y me afecta, para bien o para mal. La historia que he elegido para continuar el viaje habla de pérdida, de dolor, de despedidas, de esperanza, de serenidad, de amistad, de fe. De desiertos helados y ciudades ocultas, de montañas y de bosques, de guerreros y de sabios. Y me apetece mucho volver a la ciudad de la eterna primavera, los Lil Xaii siempre consiguen sanar mis heridas y devolverme las fuerzas.
¿Qué, os apetece conocer a los Ilohiim de cabellos blancos y ojos violeta a los que ama el Sol Azul?


Hoy no os dejo un capítulo, pero quiero dejaros algo. Es un poema titulado “No te rindas”, de Mario Benedetti. Para todos vosotros, que tenéis un sueño, que a veces dudáis y perdéis la fe, que a veces os sentís solos, como a mí me ocurre. Sé que no estoy sola, y no voy a dejar de creer. Pensad que siempre estoy con vosotros. Que os quiero.


                                                          No te rindas


Sigo aquí.
Observando. Esperando. Aprendiendo.
Amando. Confiando.
Creyendo.
Soñando.
Creando.
Haciendo el viaje, en definitiva.

lo que veo cuando leo lo que escribes

lo que veo cuando leo lo que escribes
Por Susana © Registrado por Bea Magaña

Mi primer premio bloggero

Mi primer premio bloggero

Conociendo blogs

Conociendo blogs
Grupo de facebook

Sleeping sun (Nightwish) ME INSPIRA

Legend of Zelda, Ocarina of Time ME INSPIRA

Meet me halfway (Black Eyed Peas) ME INSPIRA

Civilization (Justice). Este vídeo me inspira...