Nª de registro del blog: 6a579b3c-5e0d-3aff-96bb-d81160d15dd5


diseño de Susana Escarabajal Magaña

domingo, 5 de mayo de 2013

Cambios

A estas alturas, ya sabes que hay tres cosas que soy incapaz de hacer: resumir, rendirme y aceptar los cambios.
Mi asignatura pendiente es aprender a decir lo que pienso o siento con pocas palabras. Mi objetivo en no rendirme jamás, levantarme siempre después de cada caída y seguir luchando por aquello en lo que creo. Y en cuanto a los cambios... ¿qué puedo decirte? Por fin he comprendido que cambiar no es malo, que la evolución es necesaria, y que es un error empeñarse en quedarse estancado en lo que conocemos, porque no llegaremos a ninguna parte si no nos movemos. Y se trata de avanzar en pos de nuestro destino, ¿no?

Hace dos años mi vida cambió. Como si los astros se hubieran alineado, una serie de circunstancias y de casualidades (recuerda que yo no creo en la casualidad) se sumaron para sacarme de mi estado vegetativo y para romper un bloqueo que durante seis largos años me había impedido hacer lo que siempre había sido para mí tan natural como respirar. Abrí este blog, conocí a personas estupendas que hoy forman parte de mi mundo tanto como los personajes de mis historias, y volví a sentirme viva después de casi una década de vagar por el mundo sin voluntad ni deseo ni ilusión. Ahora, mientras escribo la novela que me mantiene alejada temporalmente de Thèramon y de este lugar, comprendo que fui como un zombi durante todos esos años. Y que morí en sentido figurado porque me negaba obstinadamente a aceptar que las cosas habían cambiado.

He necesitado estos dos años de ilusión, de esperanzas, de felicidad, de desengaños, de despedidas no deseadas y encuentros no previstos, de lágrimas y de lucha interior, para comprender que la evolución no sólo es positiva, sino también necesaria. Y ahora miro atrás y no siento dolor ni ira por las cosas malas que me han pasado, pues todas ellas, junto con las buenas, que también las ha habido, me han traído hasta aquí, renovada y mejorada como persona y como escritora.

Echo de menos caminar por los parajes de Thèramon, pero no me duele haberlo dejado a un lado momentáneamente, porque lo que estoy escribiendo ahora también es Thèramon en parte, y me ha ayudado a terminar de aprender las lecciones que el Cosmos quería enseñarme y que yo me empeñaba en ignorar. Z me ha hecho más fuerte, un poco más sabia, y me ha ayudado a desprenderme de mis temores y de mis dudas. Y eso es bueno para Thèramon, porque por fin he descubierto de dónde nacen mis bloqueos, y cómo evitarlos; he comprendido que el amor es la fuente de toda creación, pero que del vacío sí se pueden crear mundos; que los únicos obstáculos que nos impiden avanzar en pos de nuestros sueños son los que nos ponemos nosotros mismos; que la timidez, la vergüenza y el miedo no son más que excusas que no necesitamos; que las decepciones no matan, que las heridas sanan con el tiempo, que todo gusano debe encerrarse en su crisálida un tiempo para poder regresar al mundo transformado en bella mariposa. Que si nos empeñamos en buscar al unicornio, nunca veremos que estamos rodeados de dragones. Que los dioses nos hablan, pero que no oiremos sus voces más que en nuestro interior.

Thèramon no ha muerto, al contrario, está más vivo que nunca, lo está en mi corazón y en mi cabeza, aunque estos últimos meses no haya tenido tiempo ni siquiera para seleccionar un nuevo capítulo que mostrarte. Las correcciones y Z se llevan todo el tiempo libre del que dispongo, que ya sabes que no es mucho. Pero cuando Z esté acabada, volveré a Thèramon y te mostraré cosas maravillosas.

Una de ellas ya está en marcha. No puedo enseñártela todavía, porque apenas he visto el primer paso, pero te puedo asgurar que me ha gustado muchísimo y que a ti también te va a encantar. El nuevo MAPA de Thèramon va tomando forma. Y ahora sí que parece un mapa, no ese dibujo medio cutre que yo hice y que recibió tantos elogios en su día. Dame tiempo, y te lo mostraré en todo su esplendor. Dame tiempo, y te demostraré que la perseverancia y la fe son el camino correcto hacia nuestro destino. Dame tiempo, y te demostraré que todos los sueños se cumplen cuando estamos preparados.

Y búscame en mi blog de autora, si quieres saber qué estoy haciendo y por qué no tengo tiempo de subir nuevos capítulos de Thèramon al blog. Estoy trabajando para darte más de una sorpresa, más de una alegría. Con la ayuda de los dioses, te daré muchas. Las cosas han cambiado, ya te lo he dicho, yo misma he cambiado, y ya no tengo miedo.

Últimamente no comentas, no dejas huella de tu paso más que en el contador de visitas, pero la cifra que marca ese contador me dice que sigues aquí, haciendo el viaje a mi lado. Permite que hoy te dé las gracias por dos años de apoyo, de creer en mí, de acompañarme y de mostrarme el camino cuando me he extraviado. Deseo que sigas haciéndolo. 

Vamos a por el tercer año!!!!

5 comentarios:

  1. Trabaja y sorpréndenos, Bea. Nosotros esperamos :D

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena! Esperaré noticias tuyas :)
    Ana

    ResponderEliminar
  3. Hola Bea, tienes un premio en mi blog, te envío un enlace.

    http://juank-elcuentahistorias.blogspot.com.es/2013/07/premio-dardos.html

    ResponderEliminar
  4. Hola Bea, tienes un premio en mi blog, te envío un enlace.

    http://juank-elcuentahistorias.blogspot.com.es/2013/07/premio-dardos.html

    ResponderEliminar

Viajeros de tierras lejanas, amigos de siempre, vuestra visita nos alegra y vuestra opinión nos ayuda, recordad que cada vez que dejáis huella de vuestro paso, Thèramon crece.

lo que veo cuando leo lo que escribes

lo que veo cuando leo lo que escribes
Por Susana © Registrado por Bea Magaña

Mi primer premio bloggero

Mi primer premio bloggero

Conociendo blogs

Conociendo blogs
Grupo de facebook

Sleeping sun (Nightwish) ME INSPIRA

Legend of Zelda, Ocarina of Time ME INSPIRA

Meet me halfway (Black Eyed Peas) ME INSPIRA

Civilization (Justice). Este vídeo me inspira...